sábado, 25 de abril de 2015

Buscando libélulas.

Las primeras en ser vistas, en el pasado 23 de marzo, fueron las abundantes Ischnura elegans, en este caso aún escasas y esquivas a la hora de fotografiarlas. Esta hembra inmadura, sin dejarse ver del todo, con pintas de ir hacia androcroma (colores iguales al macho) se irá vistiendo  de intenso azul según se vaya haciendo mayor.

Ischnura elegans, hembra. Muro. 2015.
Canon Eos 40D, EF 100 mm. Macro, 1/400, F/6.3, 320 ISO.
© MCabalga


Otra hembra, más jovenciata aún, con el encanto de esa opacidad en sus alas. Machos, no vi a ninguno, bueno, tampoco los busqué con intensidad.

Ischnura elegans, hembra. Muro. 2015.
Canon Eos 40D, EF 100 mm. Macro, 1/60, F/6.3, 320 ISO.
© MCabalga


Y este macho de Sympecma fusca, que me dio la alegría de verle por primera vez, giré la imagen a horizontal para el encuadre sea más agradable a la vista. Es la única especie que pasa el invierno en estado adulto, camuflándose en los tallos secos, pegando su cuerpo, que ayudado por esos tonos, se hace casi invisible.

Sympecma fusca, macho. Muro. 2015.
Canon Eos 40D, EF 100 mm. Macro, 1/400, F/6.3, 320 ISO.
© MCabalga





No hay comentarios:

Publicar un comentario